Monthly Archives

enero 2008

Agradecimientos

By | relevos | 3 Comments

Esta es una larga lista:

Patrocinadores:

  • Alcaldía de Panamá
  • Confecciones Comodoro
  • Evian
  • Medcom
  • New Balance
  • Guayaberas a la Medida
  • Motta Internacional
  • Aseguradora Mundial
  • Banco General
  • Microsoft
  • Contacto Publicidad
  • RUA Porter Nelli
  • Gatorade

Seguridad

  • Héctor Mosquera – Cruz Roja
  • Humberto Aparicio – Sinaproc
  • Rey Fuentes – MINSA
  • Rivera – Policía Municipal
  • Capitán Castillo – Tránsito de Colón

Apoyo y Organización

  • Juan Carlos Paniza – Alcaldía
  • Lorena Riba – Familia Bennett
  • Alberto Pons – Confecciones Comodoro
  • Daniel Brostella – Evian
  • Sjef Van Eijs – Hash House Harriers
  • Griselda Castillo y Johnny Santamaría – Corredores del Istmo
  • Tito Guardia – Motta Internacional
  • Virgilio Periñan
  • Silvia García – Banco General
  • Tato Van Horde – Microsoft
  • Vanessa Vicuña – Contacto Publicidad
  • Stella Rodríguez- RUA Porter Nelli
  • César Kiamco – HHH
  • Hildegar Mendoza – HHH
  • Gaby Guardia – HHH
  • Teresa Puppin – HHH

Diseño de Logo

  • Lorena Riba – Hash

Marcación de Recorrido

  • Sjef Van Eijs – Hash

Control de Carrera

  • Partida: Daphny Chen y Gaby Guardia
  • Transición 2: Inés Paredes y Enrico Falcone
  • Transición 3: Adolfo Doval y Verónica Osorio
  • Transición 4: Ariel Solano y Kariné Dolabdjian
  • Transición 5: Danitza Haughton y Julio Ochoa
  • Transición 6: Jorge Lombardo y Egidio Puppin
  • Transición 7: Luis Vega y Sibila Ortíz
  • Transición 8: Michelle Bennett e Isabelita Bennett
  • Transición 9: Lourdes Carreño y Jimmy
  • Hidratación 9: Miguel Pineda y Miguel Porcell
  • Tansición 10: Rossi y Lilian Cadogan
  • Hidratación 10: Luis Carlos Gorriz y Maybone Agustine
  • Agasajo: Teresa Puppin, Kara, Judy Tovar, Silvia García y Lorena Riba

Comida:

  • Amalia Vukelja

Música

  • Shorty & Slim
  • Clarence Martin
  • David Cooper – Balboa Yatch Club

Meta:

  • Eladio Quintero – UTP
  • Ileana de Quintero
  • Gil Brown
  • Elmer Ortiz – New Balance
  • David García – Hash
  • Kara Arosemena – Hash
  • Lorena Riba – Hash

Agasajo

  • Teresa Puppin – Hash
  • Judy Tovar – Hash y Corredores del Istmo

Nota: Mucha gente, además de la mencionada, merece nuestro agradecimiento. Si se me han quedado algunos por fuera, por favor me lo hacen saber. Con mucho gusto los incluyo en esta lista.

Agradecemos todos los comentarios que deseen hacer, al igual que las recomendaciones que tengan en mente. También aceptamos las críticas. Errar es naturaleza humana.

Relevos Transístmicos 2008

By | relevos | 2 Comments

Este domingo 27 de enero del 2008 partió la primera Carrera de Relevos Transístmicos, Océano a Océano, desde Calle 1ra, Colón. La carrera partió a tiempo, a las 6:00 en punto, hora GMT-5. 21 equipos estaban alineados en la partida cuando cuando sonó la campana. Partieron escoltados por policías de tránsito y escoltados por la Cruz Roja. A lo largo de la ruta había mucha seguridad.

Evian, patrocinador de la carrera, nos había dado suficiente agua para mantener a los 210 corredores que harían frente a este gran reto. Desde un principio fue evidente la rivalidad entre el equipo de UNACHI y Pacheco’s Team. La brecha entre los punteros y el resto del grupo comenzó a crecer rápidamente desde los primeros metros de la carrera, que inicio en plena oscuridad. Este duelo se mantendría hasta la meta, en el tramo #7 los corredores estaban separados por solo 20 segundos.

Pronto salió el sol y era claro que tendríamos un día espectacular para ver la carrera, pero no necesariamente para correrla. El día iba a estar caliente y el sol, abrasador. Como director de la carrera estaba preocupado por no saber si sería suficiente el agua que teníamos para la carrera, aun cuando parecía mucho más de lo que necesitaríamos. Tenía 25 cajas de 330ml y 25 cajas de 500ml, cada una con 24 unidades. Teníamos más de cinco envases de agua por corredor. En cada punto de hidratación habían 48 unidades de agua: 48 de 330ml en los puntos intermedios, y 48 de 500ml en las transiciones. Además, todos los equipos contaban con su propio apoyo.

En la transición #2 los primeros equipos pasaron en poco más de 25 minutos. Los últimos, las mujeres, llegaron en unos 50 minutos, Sandra Escorcia iba escoltada por la ambulancia. Curiosamente, esta posición se la turnaron varias veces con mis amigos del Hash, el equipo Por Q No Te Callas. Cuando llegué a la transición #4, el equipo de Metrodome iba en la punta por pocos segundos, seguidos de UNACHI Y Pacheco’s Team. Los corredores que entregaban el bastón en este punto habían corrido el tramo más difícil de la carrera, cerrando con una larga loma de 4 kilómetros, pasando por el punto más alto de la ruta.

La ruta estaba cuidada por 15 unidades de la Cruz Roja, con 2 ambulancias y 3 motos, 60 unidades de SINAPROC, 40 bomberos, 32 unidades de tránsito, incluyendo 12 motorizados, 15 policías municipales, y 20 personas del departamento de deportes del municipio. Habían 188 miembros de los estamentos de seguridad cuidando a los 21 corredores que estarían dispersos a lo largo de la ruta. Cuando UNACHI cruzó la meta, los últimos corredores apenas empezaban el sexto tramo, la mitad de la carrera, 40 kilómetros más atrás.

Cuando nosotros dábamos la partida, ya Eladio Quintero y Elmer Ortiz estaban armando la meta, iniciando el reloj de meta que tendría que esperar 4:55:06 horas antes que Said Gómez cruzara su umbral. Todo el proceso de armar el entretenimiento de la meta se llevó a cabo mientras los puestos de transión se iban armando a medida que la carrera avanzaba. Los puestos de transición se iban abriendo como una alfombra que se va desenrollando a medida que los corredores avanzaban hacia la meta.

Cuando llegamos a la meta, ya había un gentío esperando a los primeros corredores. Shorty & Slim estaban alternándose la amenización del evento con Clarence Martin, la comida estaba esperando a los hambrientos muchachos de UNACHI y todos los otros equipos que llegaron temprano a la meta. La meta estubo espectacular gracias al trabajo de los amigos de la UTP y nuestro patrocinador New Balance. Lorena Riba (mi esposa), Teresa Puppin y Silvia García habían adornado el lugar con afiches desplegando el nombre de la carrera y los logos de nuestros patrocinadores.

Quedé sorprendido por como lucía nuestra meta, y lo abultada que se veía con gente, reporteros de prensa y televisión, y los miembros de la Cruz Roja atentos al estado de los corredores que iban llegando. ¡Qué suerte es tener un buen equipo de personas apoyando! En ningún momento me había preocupado por pensar en como se vería la meta, pero estaba mucho mejor de lo que hubiese podido imaginar. Gracias al toque femenino del comité de meta, todo estaba espectacular. Por supuesto que la experiencia de Eladio y Elmer hizo de la misma meta algo impresionante.

Como director de la carrera, fui la persona que recibió la mayoría de los elogios de los corredores y espectadores, pero el mérito era todo del equipo que apoyó este proyecto desde sus momentos más tempranos. Muchos esperamos desde 1994 hasta el 2000 a que el Comando Sur volviera a organizar el Transisthmian Relay Race. Luego, cuando se fueron, pensamos que un grupo como Corredores del Istmo (del que somos parte casi todos los corredores en este país) la organizaría. Desde inicios del 2007 comenzamos a hablar seriamente sobre el 2008 como la fecha para esta carrera. Cuando Said Goméz cruzo la meta, había hecho realidad una esperanza que tardo 15 años en hacerse realidad.

Cuando Lina Rosero cruzó la meta en último lugar absoluto, en 8:55:04, todos los organizadores estábamos esperándola ansiosos y jubilosos: estaba formando parte de un compromiso que mantendremos hasta el final y sobre el cual haremos hincapié siempre. Celebraremos la llegada del último equipo con igual ánimo que celebramos la llegada del primer equipo. De hecho, como director, puedo celebrar con más tranquilidad al último equipo, que marca como terminado la mayor parte del trabajo. Curiosamente, Lina Rosero llegaba a la meta como ganadora: primer lugar en la categoría femenina. ¡Las últimas serían las primeras!